Bioclimatic Architecture Luis De Garrido

Arquitectura Bioclimática de Luis De Garrido

Una de las mayores contribuciones de de Luis De Garrido a la arquitectura ha sido el establecimiento de una avanzada metodología de diseño que permite conseguir una arquitectura capaz de autorregularse térmicamente, y de iluminarse de forma natural, para asegurar el bienestar de sus ocupantes sin necesidad de artefactos tecnológicos. De este modo los edificios que proyecta tienen el menor consumo energético posible, y por tanto un coste económico muy reducido, tanto en su construcción, como en su utilización.

La avanzada metodología de diseño bioclimático utilizada por Luis De Garrido se basa en tres etapas bien definidas:

  1. Recopilación de datos climatológicos (junto con el resto de información necesaria para el diseño de un determinado edificio)
  2. Establecimiento de adecuadas proto-soluciones borrosas bioclimáticas
  3. Utilización de las estrategias arquitectónicas bioclimáticas más adecuadas

La identificación de proto-soluciones borrosas supone la etapa inicial del proceso de diseño bioclimático, y la más importante, ya que de su idoneidad dependerá la calidad arquitectónica del edificio resultante, así como la eficacia de su comportamiento bioclimático. En general, las proto-soluciones representan ideas tentativas iniciales, basadas en la información recopilada y en los diagramas de confort de un determinado lugar, y que conducen tanto a la identificación de la tipología arquitectónica más adecuada, como a los parámetros arquitectónicos básicos más adecuados. La bondad de estas proto-soluciones borrosas iniciales depende exclusivamente de la experiencia de los arquitectos, especialmente en el diseño de edificios capaces de autorregularse térmicamente.

Posteriormente, en la etapa de depuración de la idea y de encaje de los diferentes elementos arquitectónicos, Luis De Garrido utiliza hasta 50 estrategias arquitectónicas bioclimáticas, identificadas por el mismo, con la finalidad de que los edificios que proyecta puedan calentarse o refrescase por sí mismos, sin necesidad de artefactos tecnológicos.

Estas estrategias arquitectónicas bioclimáticas no son más que combinaciones parciales de elementos arquitectónicos comunes (muros, ventanas, vidrios, voladizos, huecos, dobles muros, forjados, túneles, etc.) que forman estructuras arquitectónicas parciales (formando parte de la propia estructura del edificio) capaces de generar calor, o de generar frio. En general se pueden distinguir 4 tipos diferentes:

  1. Estrategias arquitectónicas básicas para generar calor
  2. Estrategias arquitectónicas básicas para generar fresco
  3. Estrategias arquitectónicas básicas para acumular calor, o fresco
  4. Estrategias arquitectónicas básicas para transferir calor, o fresco

Como resultado, Luis De Garrido es capaz de diseñar edificios capaces de calentarse o refrescarse por sí mismos para garantizar el bienestar de sus ocupantes, tan solo debido a su especial diseño, y sin necesidad de utilizar artefactos tecnológicos.