GREEN CASTLE Eco-House

GREEN CASTLE Eco-House

Vivienda ecológica, bioclimática y autosuficiente, con consumo energético cero real a precio convencional. Prefabricada y desmontable

Harlem. NYC. New York. USA
Doctor Arquitecto: Luis De Garrido
286’87 m2
473.740 usd

………………………………………………………………………………………………………

principal

Configuración arquitectónica

Green Castle Eco-House es una casa unifamiliar ecológica entre medianeras en Harlem. NYC. La vivienda ocupa un estrecho solar entre medianeras y tiene cuatro pisos y una azotea ajardinada, cubierta por una escultórica envolvente vegetal. La planta sótano dispone de tiendas de alimentación y oficinas, con acceso directo al jardín interior. La primera planta tiene la cocina, aseo y salón, con acceso directo al jardín a través de una terraza. El primer piso alberga el dormitorio principal, un baño y un estudio de trabajo. La planta superior alberga el dormitorio de invitados, un baño y una terraza. La casa tiene una escalera y un ascensor hidráulico que conecta todos los pisos con una azotea ajardinada. La casa se articula a través de un patio interior que sirve de conexión visual y espacial entre todas sus plantas.

La fachada principal está orientada al norte y la fachada interior está orientada al sur. La casa tiene una piel de doble vidrio al sur a través de un “muro cortina vegetal” que se extiende por toda la fachada y se curva hacia el norte cubriendo la cubierta ajardinada. La fachada de vidrio curvado tiene un gran atractivo visual y convierte a la vivienda en un enorme invernadero. Como resultado, la vivienda no necesita dispositivos de calefacción para proporcionar una temperatura interior adecuada en invierno. Durante el verano se abren diferentes aberturas de la doble piel de vidrio, y se convierte en un enorme efecto chimenea perimetral que evacua el aire caliente hacia la parte exterior superior, y al mismo tiempo extrae el aire frío que se ha generado en las galerías subterráneas. Como consecuencia se crea una corriente de aire fresco ascendente que recorre todas las estancias de la vivienda, refrescándolas a su paso. Por tanto la vivienda no necesita aire acondicionado para mantenerse fresca en verano.La innovación más destacada de esta escultórica vivienda es el “muro cortina vegetal”, patente de Luis de Garrido, que integra cubiertas de vidrio, cubiertas verdes, jardines verticales, colectores solares térmicos y colectores solares fotovoltaicos.

La casa tiene el nivel ecológico más alto posible ya que se cumplieron ampliamente con 39 indicadores ecológicos identificados por Luis De Garrido (por ejemplo, el conocido sistema de evaluación LEED se basa solo en 3 parámetros de estos 39 indicadores ecológicos).

La casa es autosuficiente en energía ya que la poca energía necesaria es generada por un conjunto de colectores fotovoltaicos y térmicos integrados en el «muro cortina vegetal» que conforman la fachada interior (lado sur) de la casa.
La casa es autosuficiente en agua, ya que el agua necesaria se obtiene de la lluvia, de un pozo para riego, y reciclando las aguas grises que genera.

1. Consumo energético cero real, al menor precio posible

Green Castle Eco-House tiene un consumo energético cero real (sin sobrecoste económico) porque se han seguido tres estrategias.

1. En primer lugar se ha informado adecuadamente a los ocupantes, haciéndoles saber la energía que consume cada artefacto, y el coste económico equivalente que pagan por la misma. Se les ha informado de los costes directos y de los costes indirectos (consumo, reparaciones, mantenimiento, etc.). También se les ha informado de todos los efectos secundarios que tiene la utilización de dichos artefactos (vibraciones, ruidos, olores, etc.) y su repercusión negativa en la salud, bienestar y felicidad (hoy en día vivir en una vivienda ofrece la misma calidad de vida que vivir continuamente en un avión en pleno vuelo).

Alternativamente se les ha invitado a imaginar una vida sin estar rodeados de artefactos, eliminando todas las ataduras económicas y fiscales que ello supone (una vida sin averías, sin gastos, sin cuotas, sin mantenimientos, sin reparaciones, y sin pagar facturas de agua ni facturas de electricidad). De este modo se ha conseguido una concienciación de los ocupantes, que finalmente han rechazado la mayoría de los artefactos habituales que se suelen incorporar en las viviendas.

2. La vivienda se ha diseñado de forma muy especial para que se autorregule térmicamente y no necesite ningún artefacto de calefacción, ni de enfriamiento, ni de ventilación. No obstante, debido a la mala orientación del solar, y a la elevada altura de las edificaciones colindantes, se ha incorporado un sistema de calefacción por suelo radiante solar (sin caldea de apoyo) para calentar el agua de la piscina y para ayudar a calentar la vivienda los días más fríos del año. Del mismo modo la vivienda se ha diseñado para que se ventile de forma natural, sin artefactos mecánicos, y que se ilumine de forma natural durante el día.

3. La vivienda incorpora una mínima cantidad de artefactos electromecánicos. Tan solo aquellos que pueden considerarse imprescindibles para nuestro modo de vida, y accesibles para cualquier persona.

A continuación se proporciona una relación de los artefactos electromecánicos incorporados a Green Castle Eco-House, así como su potencia total:

Frigorífico 300 w. (potencia promediada)
Placa de inducción 900 w.
Horno 2.000 w.
Microondas 700 w.
Lavadora 700 w.
Televisor (3) 300 w.
Ordenadores (5) 250 w.
Iluminación leds 500 w.
Bomba de calor 2.000 w.
Total: 7.650 w.

La potencia total de los artefactos de la vivienda es muy baja, ya que debido a su especial diseño bioclimático, la vivienda no necesita artefactos de calefacción ni de aire acondicionado. No obstante para suministrar la energía eléctrica para alimentar todos los artefactos de la vivienda se deberían instalar un conjunto de captores fotovoltaicos con una potencia de 7.650 w., con un coste económico elevado. Para reducir el coste del sistema fotovoltaico se debe reducir su potencia, y ello se puede hacer, ya que no todos los artefactos deben estar funcionando al mismo tiempo. En este sentido se han diseñado varios escenarios posibles de consumo y se ha llegado a la conclusión de que es posible no sobrepasar una potencia de 4.000 w. alternando adecuadamente la utilización de los diferentes artefactos.

Por ello se ha incorporado un sencillo sistema de control para que en ningún momento se supere la potencia de 4.000 w., desconectando los artefactos no imprescindibles cuando se deban conectar otros imprescindibles. De este modo el coste económico del sistema de generación de electricidad solar fotovoltaica puede ser muy reducido. En concreto se ha previsto un equipo de suministro de energía solar fotovoltaica que genera una potencia de 4.000 w., integrado en la cubierta, y con un coste económico de 7.000 euros (IVA incluido). La potencia generada oscila continuamente alrededor de los 4.000 w. por lo que tan solo se debe tener la precaución de elegir el momento adecuado para utilizar la lavadora, y alternar el uso de microondas y la placa de inducción.

La energía total consumida por Green Castle Eco-House (Superficie 286’87 m2) es muy reducida (31’29 kwha/m2), y desde luego muy inferior a los 50 kwha/m2 que exigen las ridículas normativas de muchos países para ser considerada como “edificio con consumo energético cero”.

Potencia. Funcionamiento. Energía año. Energía/m2
Frigorífico 300 w. * 24 h. * 365 = 2.628 kwh = 9’16 kwha/m2
Placa de inducción 900 w. * 2 h. * 365 = 657 = 2’29
Horno 2.000 w. * 0’5 h. * 365 = 365 = 1’27
Microondas 700 w. * 1 h. * 365 = 255’5 = 0’89
Lavadora 700 w. * 1 h. * 365 = 255’5 = 0’89
Televisor (3) 300 w. * 8 h. * 365 = 876  = 3’05
Ordenadores (5) 250 w. * 8 h. * 365 = 730 = 2’54
Iluminación leds 500 w. * 8 h. * 365 = 1.460 = 5’08
Bomba de calor 2.000 w. * 2 h. * 365 = 1.460 = 5’08
Total: 31’29 kwha/m2

2. Avanzado diseño bioclimático, que permite a la vivienda calentarse internamente en invierno sin necesidad de calefacción

La estructura arquitectónica de Green Castle Eco-House tiene un estudiado y avanzado diseño bioclimático, que le permite autorregularse térmicamente todos los días del año, manteniendo en todo momento una temperatura interior de confort (entre 22ºc y 25ºc), sin necesidad de utilizar artefactos electromecánicos de calefacción y enfriamiento. Por ello, la vivienda debe ser capaz de reconfigurarse de forma sencilla continua, para que se comporte de forma adecuada, tanto en invierno (generando calor por si misma), como en verano (generando fresco por si misma).

En invierno se cierran las compuertas de entrada de aire frio proveniente de las galerías de refresco del subsuelo de la vivienda y se cierran las ventanas superiores. En invierno las protecciones solares permiten que entre la máxima cantidad de radiación solar posible al interior de la vivienda, que se comporta como un enorme invernadero. Las especiales cristaleras ubicadas al sur de la vivienda (con una superficie de unos 44 m2) generan una potencia calorífica de unos 14.000 w. de media en invierno.

Las diferentes compuertas de la doble piel de vidrio se cierran entre las diferentes plantas, y de este modo el aire caliente por efecto invernadero entra a cada uno de las estancias por la parte superior. En cambio, por la parte inferior de las diferentes estancias sale el aire más frío y viciado, que se mezcla con el aire del exterior en la doble piel de vidrio (al mismo tiempo que se calienta de nuevo). De este modo la doble piel de vidrio permite que el edificio se caliente de forma natural, y al mismo tiempo se ventile de forma natural, sin ningún tipo de consumo energético. Los días más fríos del año se activa la calefacción por suelo radiante alimentado por un sistema de bomba de calor geotérmica. La bomba de calor solo tiene una potencia de unos 2.000 w integrada a un sistema geotérmico, lo que le proporciona una potencia frigorífica y calorífica 4 veces superior, de unos 8.000 w pico. Los ocupantes de la vivienda y las pérdidas energéticas del frigorífico y del resto de artefactos proporcionan una potencia calorífica adicional de unos 1.500 w. En total, la potencia calorífica en invierno puede alcanzar unos 23.500 w (83’08 w/m2 superficie construida, 101’36 w/m2 superficie útil). Como consecuencia la vivienda mantiene en su interior una temperatura mínima de unos 22ºc en invierno, y no necesita sistemas mecánicos de calefacción.

3. Avanzado diseño bioclimático, que permite a la vivienda enfriarse internamente en verano sin necesidad de aire acondicionado

La vivienda dispone de un sistema de conductos interno que recoge el aire más fresco del entorno y lo canaliza por debajo del suelo, hasta un entramado subterráneo, en donde se refresca hasta alcanzar una temperatura de unos 18ºc. El aire fresco penetra en el sótano, y de ahí se distribuye por todas las estancias de la vivienda, especialmente por la caja de la escalera y por varias aperturas internas.

Al mismo tiempo se reconfigura la doble piel de vidrio, abriendo las diferentes compuertas para permitir que el aire caliente que se genera entre los dos vidrios ascienda hasta la parte superior y escape de la vivienda. Esta doble piel de vidrio actúa como un succionador de aire del interior de la vivienda, extrayendo el aire fresco generado en el subsuelo de la misma. De este modo se crea una corriente de aire fresco que recorre todos los espacios de la vivienda, refrescándolos a su paso.

Todos los ventanales de la vivienda están protegidos por medio de protecciones solares horizontales y verticales, evitando que la radiación solar directa entre al interior de la vivienda, y la caliente. Del mismo modo los ventanales están equipados con protecciones solares correderas que los protegen de la radiación solar indirecta (ubicadas entre la doble piel de vidrio). En verano se cierran por completo las contraventanas exteriores del sur, y la vivienda se ilumina por medio de la radiación solar indirecta de la cara norte (de este modo, se ilumina de forma natural, y no se calienta). Como consecuencia la vivienda mantiene en su interior una temperatura máxima de unos 25ºc en verano, y no necesita sistemas electromecánicos de aire acondicionado.

4. Autosuficiencia en energía

Green Castle Eco-House es autosuficiente en energía, por lo que no necesita conectarse a la red eléctrica. No obstante, se ha conectado a la red con el fin de tener una fuente alternativa de energía.

Esta autosuficiencia energética se ha conseguido mediante un conjunto de estrategias complementarias:

1. Se ha realizado un óptimo diseño bioclimático para reducir al máximo la necesidad de energía. En el diseño de la vivienda se han utilizado todo tipo de estrategias bioclimáticas para conseguir que consuma la menor cantidad posible de energía, se ilumine de forma natural, se ventile de forma natural, y se auto-regule térmicamente, todos los días del año. Como resultado, la vivienda se refresca por sí misma en verano, y se calienta por sí misma en invierno. Del mismo modo, durante el día la vivienda se ilumina de forma natural, todos los días del año, sin necesidad de luminarias artificiales.

2. Se han incorporado en la vivienda solo los electrodomésticos imprescindibles, y que además sean de muy bajo consumo eléctrico.

3. Se han utilizado sistemas de iluminación artificial a base de luminarias de bajo consumo energético.

4. Se ha incorporado un sistema fotovoltaico de generación de electricidad con una potencia de 4.000 w. pico, para proporcionar la poca energía eléctrica que necesita la vivienda. Los captores solares fotovoltaicos se han integrado sobre la enorme cubierta curva que rodea el edificio a modo de doble piel.

5. La vivienda dispone de un sistema de suelo radiante geotérmico. Se ha realizado una perforación de unos 100 m. de profundidad en la cual una corriente de agua se enfría en verano y se calienta en invierno. Este sistema geotérmico permite reducir al 25% el consumo energético de una bomba de calor que alimenta el suelo radiante de la vivienda.

6. La vivienda dispone de varios colectores solares térmicos integrados en la cubierta curva, para generar el agua caliente sanitaria necesaria.

5. Autosuficiencia en agua

Green Castle Eco-House es autosuficiente en agua. Es decir, no necesita conectarse a los sistemas de suministro de agua municipales (aunque se ha conectado a la red de agua potable con el fin de tener una fuente alternativa de agua, en caso de necesidad).

El agua necesaria para el consumo humano, para la higiene humana, y para el riego de los cultivos y de las zonas verdes se obtiene de varias fuentes complementarias:

Agua pluvial

El agua de lluvia que cae sobre la cubierta ajardinada de la vivienda se recoge y por medio de un sencillo sistema de bajantes, se filtra y se lleva hasta un depósito. El agua se puede utilizar para riego y para las cisternas del inodoro, y también convenientemente tratada mediante un sistema de ósmosis inversa, es apta para el consumo humano.

Reciclaje de aguas grises 

Las aguas grises generadas por la vivienda se filtran, se tratan y se utilizan para el riego del jardín.

6. Máximo nivel ecológico

Green Castle Eco-House se ha diseñado cumpliendo escrupulosamente 39 indicadores ecológicos que Luis De Garrido ha identificado con la finalidad de lograr el máximo nivel ecológico posible en cualquier tipo de construcción. Estos indicadores son los siguientes:

  1. Optimización de recursos. Naturales y artificiales

    1.1. Nivel de utilización de recursos naturales

    1.2. Nivel de utilización de materiales duraderos

    1.3. Nivel de utilización de materiales recuperados

    1.4. Capacidad de reutilización de los materiales utilizados

    1.5. Nivel de utilización de materiales reutilizables

    1.6. Capacidad de reparación de los materiales utilizados

    1.7. Nivel de utilización de materiales reciclados

    1.8. Capacidad de reciclaje de los materiales utilizados

    1.9. Nivel de aprovechamiento de los recursos utilizados

  2. Disminución del consumo energético

    2.1. Energía consumida en la obtención de materiales

    2.2. Energía consumida en el transporte de materiales

    2.3. Energía consumida en el transporte de la mano de obra

    2.4. Energía consumida en el proceso de construcción del edificio

    2.5. Energía consumida por el edificio a lo largo de su vida útil

    2.6. Nivel de adecuación tecnológica para la satisfacción de necesidades humanas

    2.7. Eficacia energética del diseño arquitectónico bioclimático

    2.8. Nivel de inercia térmica del edificio

    2.9. Energía consumida en el proceso de derribo o desmontaje del edificio

  3. Fomento de fuentes energéticas naturales

    3.1. Nivel de utilización tecnológica a base de energía solar

    3.2. Nivel de utilización tecnológica a base de energía geotérmica

    3.3. Nivel de utilización tecnológica a base de energías renovables por el ecosistema natural

  4. Disminución de residuos y emisiones

    4.1. Nivel de residuos y emisiones generadas en la obtención de materiales de construcción

    4.2. Nivel de residuos y emisiones generadas en el proceso de construcción

    4.3. Nivel de residuos y emisiones generadas en el mantenimiento de los edificios

    4.4. Nivel de residuos y emisiones generadas en el derribo de los edificios

  5. Aumento de la calidad de vida de los ocupantes de los edificios

    5.1. Emisiones perjudiciales para el ecosistema natural

    5.2. Emisiones perjudiciales para la salud humana

    5.3. Numero de enfermedades de los ocupantes del edificio

    5.4. Grado de satisfacción y bienestar de los ocupantes del edificio

  6. Disminución del mantenimiento y coste de los edificios

    6.1. Nivel de adecuación entre la durabilidad de los materiales y su ciclo de vida funcional

    6.2. Adecuación funcional de los componentes

    6.3. Recursos consumidos por el edificio en su actividad cotidiana

    6.4. Energía consumida por el equipamiento tecnológico del edificio

    6.5. Energía consumida en la accesibilidad al edificio

    6.6. Energía residual consumida por el edificio cuando no está ocupado

    6.7. Nivel de necesidad de mantenimiento en el edificio

    6.8. Nivel de necesidad de tratamiento de emisiones y residuos generados por el edificio

    6.9. Coste económico en la construcción del edificio

    6.10. Entorno social y económico

A continuación se reseñan algunas de las acciones más importantes realizadas para cumplir con los 39 indicadores:

  1. Optimización de recursos

    1.1 Recursos Naturales

    Se ha optimizado al máximo la utilización de recursos tales como la radiación solar (para generar agua caliente y electricidad; y proporcionar iluminación natural a todas las estancias de la vivienda), la brisa, la tierra (para refrescar la vivienda), el agua de lluvia (depósitos de agua de reserva para riego del jardín y para su consumo), vegetación (aislamientos, recubrimientos, jardines verticales y la cubierta ajardinada), etc. Por otro lado, se han instalado dispositivos economizadores de agua en los grifos, duchas y cisternas de la vivienda, y sistemas de depuración y naturalización de agua de lluvia, para que sea apta para el consumo humano.

    1.2 Recursos Fabricados

    Todos los materiales empleados se han aprovechado al máximo para fabricar los componentes del edificio. Disminuyendo posibles residuos, mediante un proyecto correcto y una gestión eficaz.

    1.3 Recursos recuperados, reutilizado y reciclados

    La vivienda ha sido proyectada para que la mayoría de sus componentes puedan ser recuperados. De este modo se pueden reparar y reutilizar de forma indefinida. Además, los materiales utilizados pueden ser reciclados con facilidad con un coste energético mínimo.

  2. Disminución del consumo energético

    2.1 Construcción

    La vivienda ha sido proyectada para ser construida con el menor coste energético posible, optimizando los sistemas constructivos convencionales. De hecho aproximadamente un 70% de los componentes son industrializados, y se han fabricado con una cantidad mínima de energía. Además, todos los materiales han sido elegidos por su bajo consumo energético

    2.2 Uso

    Debido a sus características bioclimáticas, Green Castle Eco-House tiene un consumo energético muy bajo. Además, la poca energía necesaria se obtiene de la radiación solar y del subsuelo. La vivienda dispone de un sistema fotovoltaico de generación de energía eléctrica, que alimenta además una bomba de calor geotérmica.

    La vivienda se calienta por efecto invernadero, por el suelo radiante geotérmico fotovoltaico y por el calor emitido por sus ocupantes. El agua caliente se genera igualmente por medio del sistema geotérmico fotovoltaico.

    La vivienda se refresca mediante un sistema arquitectónico de galerías subterráneas, y no necesita ningún sistema mecánico de refresco, por lo que no consume energía. La poca energía eléctrica que consume la vivienda se obtiene mediante captores fotovoltaicos.

    2.3 Desmontaje

    La mayoría de los componentes utilizados se pueden recuperar con facilidad, con el fin de ser reparados en caso de deterioro y ser utilizados de nuevo, de forma indefinida.

    Cuando los componentes alcancen un elevado nivel de deterioro y no se puedan volver a utilizar, se pueden reciclar, y de este modo, se pueden fabricar nuevos componentes y volver a colocarlos, de forma indefinida.

    El desmantelamiento es muy sencillo. Consume muy poca energía, ya que solo hay que quitar las piezas, una a una, en orden inverso a como se han colocado en el montaje.

  3. Utilización de fuentes energéticas alternativas

    Se han incorporado captores solares fotovoltaicos para generar electricidad, para alimentar los electrodomésticos de la vivienda, el sistema de purificación de agua y la bomba de calor geotérmica (que genera el complemento de calentamiento y enfriamiento que necesita la vivienda, así como el agua caliente necesaria).

  4. Disminución de residuos y emisiones

    La vivienda no genera ningún tipo de emisiones ni residuos.

  5. Mejora de la salud y el bienestar humanos

    Todos los materiales empleados son ecológicos y saludables, y no tienen ningún tipo de emisiones que puedan afectar la salud humana. Del mismo modo, la vivienda se ventila de forma natural y aprovecha al máximo la iluminación natural, creando un ambiente saludable y proporcionando una mejor calidad de vida a sus ocupantes.

  6. Disminución del precio de la vivienda y su mantenimiento

    Green Castle Eco-House ha sido proyectada de forma racional. La mayoría de sus componentes son industrializados, eliminando partidas superfluas, innecesarias o gratuitas, lo cual permite su construcción a un precio muy reducido, a pesar de sus características ecológicas.

    Del mismo modo, apenas necesita mantenimiento: limpieza habitual, y tratamiento bianual de la madera a base de lasures.

7. Materiales ecológicos utilizados

1. Envolventes arquitectónicas

Consisten en muros de 4 capas

– La capa interior es un muro realizado a base de paneles prefabricados de hormigón armado y de bloques de hormigón de 15 cm. de espesor.

– La capa intermedia es de aislamiento de cáñamo de 10 cm y una cámara de aire ventilada de 3 cm.

– El muro exterior está realizado a base de paneles de madera de 20 mm de espesor, instalados por medio de rastreles de madera de pino tratada con sales de boro. En otras partes de la vivienda la capa exterior de los muros se ha sustituido por un jardín vertical.

2. Acabados y carpinterías exteriores

– Recubrimientos a base de listones machihembrados de madera de Ipe tratada previamente únicamente con sales de boro, tintada y tratada con lasures color caoba.

– Protecciones solares de madera maciza de Ipe, curada únicamente con sales de boro y tintada y tratada con lasures color caoba.

Todas las maderas utilizadas tienen un certificado de procedencia con tala selectiva y tratamiento ecológico (FSC).

3. Acabados y carpinterías interiores

– Pinturas minerales GEA.

– Solados de losetas cerámicas sin aditivos.

Puertas de doble tablero aglomerado E-1 bajo en formaldehidos, chapado de madera de haya con cola blanca de carpintero, y tratado con aceites vegetales.

– Carpintería interior de madera de Iroco tratada con aceites vegetales.

– Todas las maderas utilizadas tienen un certificado de procedencia con tala selectiva y tratamiento ecológico (FSC). Estores interiores de algodón crudo sin plastificar.

4. Cubierta

– La cubierta ajardinada se ha realizado a base de impermeabilización de caucho, hormigón de pendientes de alta densidad, aislamiento de fibra de madera, geotextil, y una gruesa capa de tierra, compuesta por tres capas: sustrato vegetal, tierra limosa, y grava.

– La cubierta inclinada se ha realizado a base de un tablero sándwich compuesto por tres hojas: 

A. Tablero de madera-cemento (virutas de madera con cemento) de 13 mm de espesor.

B. Una capa de corcho negro triturado y compactado (procedente de cortezas de alcornoque de bosques incendiados) de 100 mm de espesor.

C. Tablero de contrachapado de abedul de 13 mm de espesor.

Este tablero sándwich está recubierto mediante una tela asfáltica y teja árabe. Las vigas son de madera de Ipe tintada y tratada con lasures color caoba.

5. Conductos de agua y desagüe

Tuberías de agua de polipropileno.

– Tuberías de desagüe y tubería para la calefacción por suelo radiante de polietileno.

6. Conductos eléctricos

Tubos de polietileno

– Cables libres de halogenuros metálicos

7. Sistema de calentamiento

El avanzado y estudiado diseño de la vivienda genera un elevado efecto invernadero. Permitiendo la incidencia de una elevada intensidad de radiación solar directa en su masa interna.

De forma complementaria se ha dispuesto de un sistema de calefacción por suelo radiante, alimentado por una bomba de calor geotérmica.

8. Sistema de ventilación

La ventilación de la vivienda se realiza de dos formas complementarias. En primer lugar las envolventes arquitectónicas son porosas y permiten una ventilación natural continuada sin pérdidas energéticas. En segundo lugar se ha dispuesto un sistema de ventilación natural a través de un conducto subterráneo que funciona a modo de intercambiador de calor natural.

9. Sistema de iluminación

Durante el día, debido al cuidadoso diseño de la vivienda, la radiación solar directa e indirecta penetra en el interior de la vivienda, hasta alcanzar todos los espacios de la vivienda, iluminándolos de forma natural.

Durante la noche la vivienda se ilumina por medio de luminarias leds.

10. Sistema de refresco

La vivienda dispone de un sistema de conductos que absorbe el aire exterior más fresco de la cara norte de la vivienda, y lo impulsa por el subsuelo, en donde se enfría de forma natural, hasta llegar al interior del sótano. Desde el sótano el aire fresco se distribuye por todas las estancias, refrescándolas a su paso.

11. Control de la humedad ambiental

El sistema de refresco subterráneo dispone de un conjunto de bandejas que se pueden rellenar con geles de silicato, que absorben la humedad. Del mismo modo la vivienda tiene abundancia de yeso, madera y piedras calizas que absorben la humedad ambiental cuando es elevada, y ceden humedad al ambiente cuando es baja.

12. Control de emisiones

La vivienda no genera ningún tipo de emisiones.

13. Control de microorganismos

La vivienda no permite la proliferación de microorganismos, debido a la correcta elección de los acabados, y a las condiciones de ventilación natural, humedad y temperatura logradas, como consecuencia de su especial diseño bioclimático.

14. Control de las corrientes de agua subterránea

Con anterioridad al inicio del proceso de diseño se identificaron las corrientes de agua subterráneas existentes, y se evitaron.

15. Control de la radiación electromagnética

La vivienda no tiene ninguna fuente de radiación electromagnética que pueda dañar la salud.

16. Control de la ionización

La vivienda no tiene ninguna fuente de ionización positiva.

Vivienda desmontable y trasladable

La vivienda se ha construido mediante un sistema constructivo de alto nivel de industrialización, que permite que todos sus componentes arquitectónicos se puedan montar y desmontar, de forma sencilla, tantas veces como sea necesario. De este modo una gran parte de los componentes pueden ser reparados y reutilizados a lo largo del tiempo. Del mismo modo, todos los componentes de la vivienda se pueden transportar a cualquier lugar, para montarse fácilmente tantas veces como sea necesario.

Estructura y cimentación transportable

El sistema constructivo utilizado a base de elementos estructurales atornillados (paneles de hormigón, perfiles metálicos) permite su transportabilidad, sin necesidad de transporte especial.

La misma cimentación del prototipo se ha realizado mediante un doble nivel de placas de hormigón armado. Las placas de hormigón armado se unen entre sí por medio de perfilaría metálica atornillada. De este modo se consiguen dos cosas. En primer lugar la creación de una cámara de aire subterránea que permite el enfriamiento del aire de ventilación en verano (y el calentamiento del aire de ventilación en invierno). En segundo lugar, permite que, si se decide desmontar el edificio, y trasladarlo a otro lugar, no quede ni rastro de su construcción, ya que incluso la cimentación se puede transportar. Un edificio 100% sostenible, que no deja ni rastro.

Luis De Garrido Architects

Dream Green Architecture

Luis De Garrido

Máster en Arquitectura. Máster en Urbanismo. Doctor Arquitecto. Doctor Informático. Doctor en Historia del Arte. Doctor Honoris Causa por la Universidad San Martín de Porres.

www.luisdegarrido.com info@luisdegarrido.com

00 34 96 322 33 33

…………………………………………………………………

Puedes formarte adecuadamente para proyectar edificios autosuficientes, ecológicos, bioclimáticos, industrializados, desmontables y con consumo energético cero:
Máster Avanzado en Arquitectura Ecológica, Bioclimática y Autosuficiente
www.masterarquitecturabioclimatica.com