RAMAT Eco-House

RAMAT Eco-House

Vivienda ecológica, con avanzado diseño bioclimático que permite tener consumo energético cero real a precio convencional.

Autosuficiente en agua, energía y alimentos

Valencia. España

Doctor Arquitecto: Luis De Garrido

300’50 m 2 (incluido el edificio auxiliar de depuración y almacenamiento)

284.400 euros

………………………………………………………………………………………………………

Ramat Eco-House se ubica en suelo rústico.

Los propietarios desean vivir de forma aislada y autosuficiente, en medio rural, en un hábitat completamente integrado en la Naturaleza.

Por ello solicitaron la construcción de una vivienda de alto nivel ecológico y autosuficiente, capaz de generar por sí misma la energía, el agua y los alimentos que puedan necesitar.

El presupuesto para la construcción de la vivienda era limitado, por lo que la generación de la energía y el agua necesaria se debe obtener un precio muy bajo.

La vivienda dispone de dos plantas y su estructura es tripartita.

La zona central consiste en un solo espacio a doble altura, y alberga el salón-comedor, el aseo y un estudio ubicado en la segunda planta.

El ala oeste alberga la cocina, la sala de máquinas y el garaje. El ala este alberga tres dormitorios, uno de ellos con baño y vestidor.

Características más importantes de Ramat Eco-House

  1. Consumo energético cero real al menor coste posible

  2. Avanzado diseño bioclimático, capaz de calentarse internamente en invierno sin necesidad de calefacción

  3. Diseño bioclimático desarrollado, capaz de enfriarse internamente en verano sin necesidad de aire acondicionado

  4. Autosuficiencia en energía, al menor coste posible

  5. Autosuficiente en agua, al menor coste posible

  6. Autosuficiencia en alimentos

  7. Industrializada y desmontable

  8. Coste convencional y bajo mantenimiento

  9. Diseño singular

  10. Capaz de estimular la felicidad de sus ocupantes

  11. Máximo nivel ecológico

Casa ecológica RAMAT

1. Consumo energético cero real, al menor precio posible

Como es sabido de forma generalizada, la práctica de productos, normativas, certificaciones y sellos relacionados con la “sostenibilidad”, la “ecología” y términos similares, son una exageración, y / o despropósito, y / o un engaño.

Esto mismo es la calificación de la normativa española de “edificio con consumo energético casi nulo” y “edificio con consumo energético nulo”, ya que inducen un engaño, y además son un despropósito.

Para empezar, el hecho de que una norma de carácter nacional se denomina “de consumo energético casi nulo”, ya es ridículo, y ello proporciona una idea de su seriedad y de su valor real. Siguiendo esta tontorrona estrategia política actual se podría imaginar una normativa para edificios “casi estables”, o “casi seguros”, o que “casi se caen”, o “con suministro de agua casi potable”,… y en general que “casi cumplan con la ley ”.

Que es el consumo energético «casi nulo» y «nulo»

A primera vista podría pensarse que un edificio con “consumo energético casi nulo es un edificio que apenas consume energía. Sin embargo esta absurda normativa la cumplen todos los edificios que actualmente se proyectan en España y casi la totalidad de los edificios ya existentes, a pesar de su elevado consumo energético.

Del mismo modo, podría pensarse que la calificación de edificio de “consumo energético nulo corresponde a un edificio que no consume energía. Sin embargo siguiendo esta ridícula normativa española, una vivienda de 200 m2 que incorpore un sistema de calefacción de 8.000 watios, cuya energía equivalente se suministrara mediante un sistema fotovoltaico, sería una vivienda con “consumo energético nulo”.

Por no hablar del elevado coste del mismo (aproximadamente de 16.000 euros), que encarece enormemente la vivienda, además, está compuesto de un conjunto de artefactos que requieren un elevado mantenimiento, y además necesita un conjunto de baterías con un enorme impacto medioambiental y para la salud humana.

Consumo de Kwha/m2

Un gasto de 50 Kwha / m2 es muy grande. Para una vivienda de 200 m 2 el consumo es de 10.000 kwha, y equivale a un sistema de calefacción (o aire acondicionado) de 8.000 w funcionando diez horas al día durante diez meses.

Por tanto, es un consumo muy elevado. Como la normativa penaliza a los edificios de baja superficie, si la vivienda es más grande, puede consumir más todavía, de forma proporcional.

Este tipo de normativas son un despropósito. En realidad no fomentan el ahorro energético, sino el consumo de nuevos artefactos (algunos de ellos con una vida útil muy baja).

Además tienen una finalidad política, ya que con ellas se desea aparentar que en un determinado país se está construyendo mucho mejor de lo que se en realidad se está haciendo. Evitando de este modo pagar penalizaciones económicas por no cumplir ciertas metas ecológicas.

Por si fuera poco, fomentan una arquitectura deficitaria y mediocre. Como consecuencia estimulan el consumo de artefactos electromecánicos consumidores y generadores de energía.

Dicho de otro modo, este tipo de normativas, estimulan que los edificios incorporen artefactos generadores de energía, para poder alimentar los artefactos de acondicionamiento térmico, que son necesarios por haber realizado una mala arquitectura.

Si en cambio se hubiera realizado una buena arquitectura no se necesitarían artefactos de acondicionamiento térmico ni artefactos generadores de energía para alimentarlos (o tendrían una mínima expresión).

Otra forma más racional, y de sentido común, para proyectar edificios que consuman menos energía:

Consiste en diseñar mejor los edificios para que consuman menos energía (satisfaciendo plenamente las necesidades de sus ocupantes). Esto se logra por medio de tres estrategias complementarias:

  1. Educar a los ocupantes de los edificios para que consuman la menor cantidad posible de energía

  2. Diseñar mucho mejor los edificios para que consuman la menor cantidad posible de energía

  3. Disminuir al máximo la cantidad de artefactos electromecánicos de los edificios

Ramat Eco-House tiene “consumo energético cero” más real y de sentido común, ya que realmente consume muy poca energía, y la poca energía que consume la genera por sí misma, por medio de un conjunto de captores fotovoltaicos ubicados cerca de la vivienda .

La clave para conseguir una vivienda con “consumo energético cero” al menor coste económico posible es que la vivienda realmente consuma la menor cantidad posible de energía. De este modo el coste económico de los artefactos generadores de energía puede ser el menor posible

El bajo consumo energético de Ramat Eco-House se ha logrado por medio de tres estrategias complementarias:

En primer lugar:

Se ha educado a los ocupantes, haciéndoles saber la energía que consume cada artefacto, y el coste económico equivalente que pagan por la misma (costes directos e indirectos: consumo, reparaciones, mantenimiento, etc.).

– También de los efectos secundarios que tiene la utilización de dichos artefactos (vibraciones, ruidos, olores, etc.). Su repercusión negativa en la salud, bienestar y felicidad (hoy en día vivir en una vivienda ofrece la misma calidad de vida que vivir continuamente en un avión en pleno vuelo).

– Alternativamente se les ha invitado a imaginar una vida sin estar rodeados de artefactos. Eliminando todas las ataduras económicas y fiscales que ello supone (una vida sin averías, sin gastos, sin pagar cuotas, sin reparaciones, sin pagar recibos de agua, ni recibos de luz, y sin necesidad de comprar alimentos).

– De este modo se ha conseguido una concienciación de los ocupantes, que finalmente han rechazado la mayoría de los artefactos habituales que suelen incorporar en las viviendas.

Segundo:

Se ha diseñado de forma muy especial para que se autorregule térmicamente y no necesite ningún artefacto de calefacción, ni de enfriamiento, ni de ventilación. Del mismo modo se ha diseñado para que se ventile de forma natural, sin artefactos mecánicos, y que se ilumine de forma natural durante el día.

Por ultimo:

Se incorpora una mínima cantidad de artefactos electromecánicos. Tan solo aquellos que pueden considerarse imprescindibles para nuestro modo de vida, y accesibles para cualquier persona.

A continuación se proporciona una relación de los artefactos electromecánicos incorporados en la vivienda, así como su potencia total:

 

Electrodomésticos:
Frigorífico 210 w. (potencia promediada)
Placa de inducción 900 w.
Microondas  700 w.
Lavadora  1.200 w.
Televisor  150 w.
Ordenadores  100 w.
Total:  3.260 w.
Iluminación (leds)
Cocina 6 leds (4 w.) 24 w.
Salón 12 leds (4 w.) 48 w.
Dormitorio 1 6 leds (4 w.) 24 w.
Dormitorio 2 6 leds (4 w.) 24 w.
Dormitorio 3 6 leds (4 w.) 24 w.
Vestidor 2 leds (4 w.) 8 w.
Baño 4 leds (4 w.) 16 w.
Aseo 3 leds (4 w.) 12 w.
Garaje 4 leds (4 w.) 16 w.
Total:  196 w.
Iluminación decorativa
3 lámparas de pie  15 semanas
2 apliques  10 w.
Iluminación exterior  30 w.
Total:  55 w.
Sistema de depuración de agua
Depuración aguas grises y lluvia 815 w.
Tratamiento de aguas negra 750 w

Total: 

1.565 w.

Por tanto, la potencia total de los artefactos electromecánicos de la vivienda es de 5.076 w. Como consecuencia, la energía total consumida por todos los artefactos incorporados en Ramat Eco-House (Superficie 300’5 m 2 ) es muy reducida (16’79 kwha / m 2 ), y desde luego muy inferior a los 50 kwha / m 2 que suele elegir para calificar un edificio como de consumo energético nulo o casi nulo.

Potencia. Funcionamiento. Energía año. Energía/m2

Frigorífico 200 w. 24 h. * 365 1,752 kwh 5,83 kwha / m 2
Placa de inducción 900 w. 2 h. * 365 657 2,18
Microondas  700 w. 1 h. * 365255,5 0,85
Lavadora  1.200 w. 1 h. * 365 438 1,45
Televisor  150 w. 8 h. * 365 438 1,45
Ordenadores  100 w. 8 h. * 365 292 0,97
Iluminación (leds) 196 w. 8 h. * 365 572,3 1,90
Iluminación decorativa  55w. 4 h. * 365 80,3 0,26
Depuración de agua  1.565 w. 1 h. * 365 571,22 1,90

Energía total consumida por m 2

16,79 kwha / m 2

No obstante estos artefactos incorporados a la vivienda no siempre deben estar funcionando al mismo tiempo, y se estima que la potencia total máxima de todos los artefactos que pueden estar activos al mismo tiempo es de 2.000 w., Aunque puntualmente podría necesitarse una potencia pico de 2.500 w.

Esto proporciona una idea de la potencia eléctrica que se necesita suministrar de forma continuada. No obstante, se ha instalado un sistema fotovoltaico que suministra un 50% adicional de energía eléctrica, es decir, unos 3.500 w. pico, para proporcionar un mayor grado de seguridad y tranquilidad a los ocupantes de la vivienda. Dada la poca energía eléctrica necesaria por la vivienda, el coste económico del sistema fotovoltaico necesario es muy reducido (6.750 euros, IVA incluido).

La potencia generada por el sistema fotovoltaico oscila continuamente alrededor de los 3.000 w. por lo que tan solo se debe tener la precaución de elegir el momento adecuado para utilizar la lavadora, y alternar el uso de microondas y la placa de inducción. Los días nublados deben desconectarse momentáneamente los sistemas de depuración de aguas grises y aguas de lluvia, y simplemente consumir el agua (previamente depurada y tratada) almacenada en depósitos de reserva para tal fin.

Por ello se puede decir que Ramat Eco-House es una vivienda de “consumo energético cero a coste muy reducido”.

La vivienda dispone de 10 captores solares fotovoltaicos (350 w. Pico 24 v.) Que proporciona una energía potencia total de 3.500 w. pico.

La potencia generada oscila continuamente alrededor de los 3.000 w. por lo que tan solo se debe tener la precaución de elegir el momento adecuado para utilizar la lavadora, y alternar el uso de microondas y la placa de inducción. Los días nublados deben desconectarse momentáneamente los sistemas de depuración de aguas grises y aguas de lluvia, y simplemente consumir el agua (previamente depurada y tratada) almacenada en depósitos de reserva para tal fin.

2. Avanzado diseño bioclimático, capaz de calentarse internamente en invierno sin necesidad de calefacción

La estructura arquitectónica de la vivienda tiene un estudiado y avanzado diseño bioclimático, que le permite autorregularse térmicamente todos los días del año, mantener en todo momento una temperatura interior de confort (entre 22ºc y 25ºc), sin necesidad de utilizar artefactos electromecánicos de calefacción y enfriamiento.

Por ello, la vivienda debe ser capaz de reconfigurarse de forma sencilla continua, para que se comporte de forma adecuada, tanto en invierno (generando calor por si misma), como en verano (generando fresco por si misma).

En invierno

– Se cierran las compuertas de entrada de aire frio proveniente de las galerías de refresco del subsuelo de la vivienda y se cierran las ventanas superiores. Las protecciones solares permiten que entre la máxima cantidad de radiación solar posible al interior e la vivienda, que se comporta como un enorme invernadero.

Las cristaleras especiales ubicadas al sur de la vivienda (con una superficie de unos 30 m 2 ) generan una potencia calorífica de unos 8.000 vatios de medios en el invierno valenciano. Los ocupantes de la vivienda y las pérdidas energéticas del frigorífico y del resto de artefactos proporcionan una potencia calorífica adicional de unos 1.000 vatios. Como consecuencia la vivienda mantiene en su interior una temperatura mínima de unos 22ºc en invierno, y no necesita sistemas mecánicos de calefacción.

– De forma complementaria, la vivienda incorpora una de biomasa, tan solo para proporcionar un ligero aporte de calor, los días más fríos del año.

3. Diseño bioclimático desarrollado, capaz de enfriarse internamente en verano sin necesidad de aire acondicionado

En verano

– Se abren las compuertas inferiores de entrada de aire fresco, así como las ventanas superiores. De este modo se crea una corriente de aire fresco que recorre todos los espacios de la vivienda, refrescándolos a su paso.

– Todos los ventanales de la vivienda están protegidos por medio de protecciones solares horizontales y verticales, evitando que la radiación solar directa entre el interior de la vivienda, y la caliente.

– Del mismo modo los ventanales están equipados con protecciones solares correderas que los protegen de la radiación solar indirecta. En verano se cierran por completo las contraventanas exteriores del sur, y la vivienda se ilumina por medio de la radiación solar indirecta del norte (de este modo, se ilumina de forma natural, y no se calienta).

4. Autosuficiencia en energía al menor coste posible

La vivienda es autosuficiente de energía. Es decir, no está conectado a los sistemas de suministro de electricidad municipales.

Esta autosuficiencia energética se ha obtenido mediante un conjunto de estrategias complementarias:

  1. Óptimo diseño bioclimático

    Para reducir al máximo la necesidad de energía. Se han utilizado todo tipo de estrategias bioclimáticas para conseguir que consuma la menor cantidad posible de energía, se ilumine y ventile de forma natural y se auto-regule térmicamente todos los días del año.

    Como resultado, la vivienda se refresca por sí misma en verano, y se calienta por sí misma en invierno. Del mismo modo, durante el día la vivienda se ilumina de forma natural, todos los días del año, sin necesidad de luminarias artificiales.

  2. Elección de electrodomésticos imprescindibles

    Además sean de muy bajo consumo eléctrico.

  3. Sistemas de iluminación artificial

    A base de luminarias de bajo consumo energético.

  4. Incorporación de sistema fotovoltaico de generación de electricidad

    Con una potencia de 3.500 w. pico, para proporcionar la poca energía eléctrica que necesita la vivienda. Estos se han integrado sobre la cubierta ajardinada lineal existente delante del ático de la vivienda.

    El coste económico total de los captadores fotovoltaicos ha sido de 6.750 euros (IVA incluido el coste de la instalación). Lo que significa que en tan solo 7 años queda amortizada la inversión (una inversión obligatoria en este caso ya que la vivienda está muy alejada de cualquier punto de suministro eléctrico de la red general).

    A pesar de este sobre coste de 6.750 euros, el diseño especial bioclimático de la vivienda ha supuesto un ahorro de unos 15.000 euros, que es el coste medio de un sistema de calefacción y de enfriamiento. De este modo el sobre coste de las instalaciones que permiten que la vivienda sea autosuficiente en agua y en energía queda compensado por el ahorro en el coste de la calefacción y del aire acondicionado.

  5. Dos captores solares térmicos

    Para generar el agua caliente sanitaria que necesita la vivienda. Estos están integrado en el diseño de la vivienda, y se han colocado sobre el captor de vientos.

  6. Sencillo sistema natural de des-humectación

    A base de geles de sílice, cloruro cálcico y arcillas. Ubicadas en un conjunto de bandejas en el sistema de entrada de aire fresco a la vivienda. Este  reduce la humedad del aire y aumenta la sensación de frescor en los espacios internos de la vivienda. Sin ningún consumo energético

La autosuficiencia energética a bajo precio se ha obtenido mediante tres estrategias complementarias:

– Los ocupantes de la vivienda han adoptado un nuevo modo de vida

– Avanzado diseño bioclimático que permite que la vivienda se autorregule térmicamente sin necesidad de artefactos que consumen energía

– Reducir al máximo los artefactos consumidores de energía.

Al reducir al máximo las necesidades energéticas de la vivienda el coste económico del sistema de generación de energía eléctrica fotovoltaica se reduce al máximo.

5. Autosuficiente en agua al menor coste posible

Ramat Eco-House es autosuficiente de agua. Es decir, no necesita conectarse a los sistemas de suministro de agua municipales.

El agua necesaria para el consumo humano, para la higiene humana, y para el riego de los cultivos y de las zonas verdes se obtiene de varias fuentes complementarias:

Agua subterránea.

Se ha realizado una perforación con el fin de conseguir agua de acuíferos subterráneos, que puede utilizarse directamente para riego (en realidad se ha reparado un pozo de riego previamente existente). El agua así obtenida se filtra y purifica, hasta convertirse en apta para el consumo humano.

La última etapa de purificación y naturalización del agua se realiza mediante un sistema de ósmosis inversa con triple membrana, que regula las características del agua resulta por medio de un procesador electrónico.

Agua de lluvia

La que cae sobre la vivienda se recoge y se almacena en un depósito enterrado para tal fin. Esta se filtra y purifica, hasta convertirse en apta para el consumo humano.

El agua de lluvia puede suplir el 60% de las necesidades de agua por persona y día. (40 litros / persona) (Inodoro: 20 litros / persona + Lavadora: 10 litros / persona + Riego: 10 litros / persona), y convenientemente tratada se puede suplir el 100% (70 litros / persona).

El consumo de agua de 3 personas educadas es de unos 70 litros al día. Como puede haber hasta cuatro personas en la vivienda es necesario suplir 70 * 3 * 30 = 6.300 litros en un mes. Por tanto, si se supone un período de reserva de dos meses al año, la capacidad del depósito de agua debe ser de uno 12.600 litros.

Que aporta este dato:

Una idea aproximada de la superficie de recogida de agua que se necesita. Si se supone una pluviometría anual de 150 litros / m 2 (correspondiente a una pluviometría muy baja), y suponiendo que se recoge toda el agua que incide sobre una cubierta, se tiene que la superficie de recogida de cubierta debe ser al menos de 42 m 2 (6.300 litros / 150 litros / m 2 = 42 m 2 ).

Por tanto, la vivienda tiene una capacidad de recogida de agua 6 veces superior a la necesaria. Es evidente que el mejor tipo de cubierta para recoger agua de lluvia es la cubierta ajardinada, ya que proporciona un primer filtrado natural al sistema general de tratamiento. El tratamiento habitual del agua de lluvia es de Nivel 1 (Tratamiento físico simple + desinfección). La última etapa de purificación y naturalización del agua se realiza mediante un sistema de ósmosis inversa con triple membrana, que regula las características del agua resulta por medio de un procesador electrónico.

Reciclaje de aguas grises.

Las generadas por la vivienda se filtran y se tratan mediante procedimientos mecánicos, y se almacenan en un depósito subterráneo ubicado para tal efecto. El agua así obtenida se utiliza para el riego de los huertos.

El sistema completo de obtención y tratamiento de agua subterránea y agua de lluvia y la depuración de aguas grises ha tenido un coste total de 13.500 euros + IVA. Ello significa un plazo de amortización aproximado de unos 30 años.

No obstante la vivienda se encuentra muy alejada de un punto de suministro de agua municipal, por lo que el coste de la acometida hubiera sido muy superior al coste de la infraestructura necesaria para hacer que la vivienda sea autosuficiente en agua.

6. Autosuficiencia en alimentos

La vivienda dispone de varios huertos biológicos, que proporcionan alimentos básicos a sus ocupantes. El clima mediterráneo permite varios cultivos al año de cereales, leguminosas frutas y verduras. Y la superficie cultivable es más que suficiente para alimentar a los ocupantes de la vivienda.

Las aguas negras de la vivienda se utilizan para generar » compost » para la huerta y el jardín, con la ayuda de las cenizas generadas por la caldera de biomasa, y un compostador ubicado en su exterior.

7. Elevado nivel de industrialización

La vivienda se ha construido mediante un sistema constructivo de alto nivel de industrialización, que permite que una gran parte de sus componentes arquitectónicos se puedan montar y desmontar, de forma sencilla. De este modo una gran parte de los componentes pueden ser reparados y reutilizados a lo largo del tiempo.

La estructura de la vivienda se ha realizado una base de paneles de hormigón armado y bloques de hormigón. También se han utilizado cubiertas desmontables a base de paneles sándwich, recubrimientos desmontables de madera, piedra, paneles de madera-cemento, yeso-celulosa, etc. Todo ello permite el desmontaje de la mayoría de los componentes de la vivienda, con el fin de facilitar su reparación y su reutilización.

8. Coste convencional y bajo mantenimiento

La vivienda se ha construido con un precio convencional de la zona, a pesar de ser completamente autosuficiente en agua, energía y alimentos, no generar residuos, y estar perfectamente integrada en la naturaleza.

Evidentemente algunos aspectos de la vivienda han sido más caros (estructura, energía solar térmica, energía solar fotovoltaica, purificación de agua), pero se ha disminuido el coste de otros capítulos (calefacción, aire acondicionado, sistema constructivo, transporte de residuos, movimiento de tierras, etc.), por lo que el resultado final se ha mantenido dentro de los costes habituales del lugar.

9. Diseño singular

El diseño de la vivienda se ha inspirado en la forma de ciertas rocas del entorno, así como en los símbolos asociados a los habitantes de la vivienda. El diseño singular es resultado además de la capacidad de autorregulación térmica de la vivienda, utilizando grandes muros verticales y protecciones horizontales con la finalidad de permitir la entrada de la radiación en invierno, y no permitir su entrada en verano.

10. Capaz de estimular la felicidad de sus ocupantes

Desde un punto de vista físico, emocional y psicológico, se pueden identificar un conjunto de patrones generales capaces de garantizar el bienestar y la felicidad de las personas. Estos patrones se han tenido en cuenta, de forma exhaustiva, en el diseño de Ramat Eco-House , que de este modo se convierte en una caja de resonancia, capaz de fomentar y amplificar la felicidad de sus ocupantes.

  1. Estabilidad térmica

    Los humanos solo sienten confort térmico en un estrecho margen de variación de temperatura y humedad. Este margen se ubica en una temperatura entre 20ºC y 28ºC, y una humedad entre el 30% y el 90% aproximadamente.

    Pues bien, debido a su estudiado diseño arquitectónico, Ramat Eco-House es capaz de auto-regularse térmicamente, manteniendo una temperatura interior constante.

    La vivienda mantiene en su interior una temperatura mínima de unos 22ºc en invierno, y una temperatura máxima de unos 25ºc en verano.

    Además, y debido a la amplia utilización de madera y de materiales pesados, la vivienda es capaz de proporcionar humedad en periodos muy secos, y de absorberla en periodos muy húmedos.

  2. Iluminación natural

    Existe una amplia literatura en la que se muestra que en un ambiente de iluminación natural se obtiene un mayor bienestar y mucha mejor salud. Por ello, Ramat Eco-House ha sido diseñado de tal modo que la iluminación natural llegue hasta el último rincón, de tal modo que, mientras exista luz solar, se pueda desarrollar cualquier tipo de actividad en cualquier parte de la vivienda, sin necesidad de iluminación artificial.

  3. Transpirabilidad (ventilación natural continuada)

    La ventilación natural es uno de los métodos más efectivos para evitar elementos patógenos, y asegurar la salud y el bienestar de los ocupantes de un edificio. Sin embargo, la ventilación natural debe realizarse con mucho cuidado para evitar fuertes pérdidas energéticas.

    Pues bien, la mejor forma de obtener una ventilación natural continuada y sin pérdidas energéticas, es adoptar paredes porosas. Al igual que nuestra piel, o nuestra ropa, los humanos deberíamos transpirar a través de la piel de nuestros edificios, para asegurar nuestra salud, nuestro bienestar y nuestra felicidad. Por ello, todos los materiales empleados en la vivienda son transpirables, y permiten el paso del aire de forma continua, pero no del agua.

  4. Sencillez tecnológica

    Los edificios y las viviendas con muchos artefactos suelen hacer sentir mal a sus ocupantes. Y es que todos los artefactos tienen necesidad de mantenimiento, y tarde o temprano, se estropean. Y con ello llegan las molestias, la inestabilidad emocional, y las alteraciones nerviosas.

    Como conclusión, cuanta menos tecnología tenga un edificio, y más sencilla sea, mejor se sentirá la gente. Ramat Eco-House dispone de tan solo de los artefactos estrictamente necesarios, y todos con la mayor robustez posible, con la finalidad de que tienen el menor número posible de averías y una gran durabilidad.

  5. Alto nivel de “naturalidad” en los materiales

    Cuanta menos manipulación hayan tenido los materiales utilizados en un edificio, más nos acercarán a la Naturaleza, y por tanto, se estaría en un hábitat mucho más saludable, y nos sentiremos mejor. Todos los materiales elegidos en la construcción de Ramat Eco-House tienen el mayor nivel de naturalidad posible.

  6. Diseño arquitectónico sencillo y no monótono

    La vivienda invita a ser explorada ya recorrer todos sus rincones. Su diseño no es complejo ni abrumador, pero tiene la suficiente diversidad como para sorrender continuamente a sus ocupantes. La vivienda tiene un diseño tal que, al cambiar el punto de vista sutilmente, la vivienda cambia sustancialmente.

    De este modo, cuando sus ocupantes la recorren tanto en el interior como en el exterior, siempre descubren nuevos detalles. La vivienda nunca aburre, e invita a sus ocupantes a que saboreen sus formas. Y ello aumenta su felicidad, ya que la verdadera fuente de felicidad es el camino y no la meta.

  7. Colores adecuados

    Los colores (radiación solar polarizada) tienen una enorme importancia en la salud y en el bienestar de las personas. Por ello, deben elegirse con sumo cuidado tanto los materiales como los colores empleados en cada estancia.

    En el diseño de Ramat Eco-House se ha utilizado una paleta sencilla de colores, pero suficiente como para estimular emociones vitales y de felicidad a sus ocupantes.

  8. Sensación de seguridad e intimidad

    La estructura arquitectónica de los edificios debe garantizar la seguridad y la intimidad de sus ocupantes, y al mismo tiempo garantizar su conexión con la Naturaleza. Ramat Eco-House se ha construido en un medio rural, completamente alejada de cualquier núcleo urbano, y transmite la sensación de seguridad y de intimidad que exigen sus ocupantes.

  9. Variabilidad térmica estacional

    Debido a la abundancia de artefactos de acondicionamiento térmico, los ocupantes de los edificios sienten menos las variaciones térmicas naturales, y por tanto se alejan de la Naturaleza. Como consecuencia se altera su sistema nervioso, se vuelve más irritables, y se daña seriamente su felicidad.

    El diseño bioclimático de Ramat Eco-House proporciona en todo momento una temperatura de confort a sus ocupantes, pero esta temperatura varia ligeramente, y es más baja en invierno que en verano, lo que conecta a sus ocupantes en todo momento con las fluctuaciones térmicas del ecosistema natural en el cual está construido.

  10. Ausencia de elementos patógenos

    En el diseño de Ramat Eco-House se han utilizado materiales ecológicos y saludables, libres de cualquier elemento patógeno.

  11. Mínimo mantenimiento

    Los edificios deben tener el menor mantenimiento posible, ya que deben estar al servicio de sus ocupantes, y no al revés. Por tanto deben elegirse cuidadosamente tanto los materiales empleados, como los artefactos tecnológicos.

    Ramat Eco-House no necesita ningún mantenimiento, excepto una mínima limpieza habitual, a base de agua caliente, sal, limón y vinagre.

11. Máximo nivel ecológico

La vivienda se ha diseñado en base al cumplimiento de 39 indicadores ecológicos que se han identificado con la finalidad de lograr el máximo nivel ecológico posible en cualquier tipo de construcción.

Estos indicadores se han agrupado en seis puntos básicos:

  1. Optimización de recursos

    1.1 Recursos Naturales.

    Se aprovechan al máximo recursos tales como el sol (para generar el agua caliente sanitaria, y proporcionar iluminación natural por todo el interior de la vivienda), la brisa (la brisa se introduce en el sistema arquitectónico de refresco para refrescar continuamente la vivienda en su interior), la tierra (para refrescar la vivienda), el agua de lluvia (se utiliza para el riego y para el consumo humano, convenientemente purificada), vegetación (para el huerto, los jardines y la cubierta ajardinada).

    Por otro lado, se han instalado dispositivos economizadores de agua en los grifos, duchas y cisternas de la vivienda, y sistemas de depuración y naturalización de aguas grises y agua de lluvia, para obtener agua mineral apta para su consumo.

    1.2 Recursos Fabricados

    Los materiales empleados se han aprovechado al máximo, y se ha disminuido al máximo la generación de residuos, mediante un proyecto correcto, y una gestión eficaz (paneles de hormigón, bloques de hormigón, paneles de madera, paneles de madera-cemento, paneles de bambú, losetas cerámicas, carpintería de madera, paneles sándwich).

    1.3 Recursos recuperados, reutilizado y reciclados

    La gran mayoría de los materiales del edificio pueden ser recuperables, reparables y reutilizables (la estructura prefabricada, los solados, la carpintería, los vidrios, las vigas de madera, las vigas metálicas, la cubierta, los recubrimientos de madera, las protecciones solares, los sanitarios).

    Por otro lado, todos los materiales utilizados son fácilmente reciclables, tales como: tubería de agua de polipropileno, tubería de desagüe de polietileno, tableros de madera aglomerada, aislamientos realizados reciclando toallitas de papel de los aviones, paneles de plástico reciclado, vidrios reciclados, encimeras de la cocina, etc.

  2. Disminución del consumo energético

    2.1 Construcción

    La vivienda se ha construido con un consumo energético mínimo. Los materiales utilizados se han fabricado con una mínima cantidad de energía.

    2.2 Uso

    Debido a sus características bioclimáticas, la vivienda tiene un consumo energético real muy bajo, casi culo.

    La vivienda se calienta por la radiación solar y efecto invernadero, por el calor emitido por sus ocupantes y, solo eventualmente, por una caldera poli-combustible de biomasa. El agua caliente se genera por medio de los captores solares térmicos integrados en la fachada sur del conjunto.

    La vivienda se refresca mediante un sistema arquitectónico geotérmico subterráneo, y no necesita ningún sistema mecánico de acondicionamiento, por lo que no consume energía.

    2.3 Desmontaje

    Todos los materiales utilizados pueden recuperarse con facilidad, para volver a utilizar de nuevo (solados, carpinterías, vidrios, vigas de madera, vigas metálicas, cubierta, pasarelas, armarios, recubrimientos de madera, protecciones solares, pérgolas de brezo, sanitarios).

  3. Utilización de fuentes energéticas alternativas

    3.1 Solar térmica

    Captores solares para producir el ACS.

    3.2 Solar térmica fotovoltaica

    Para generar la energía eléctrica que necesita la vivienda.

    3.3 Biomasa

    Chimenea.

  4. Disminución de residuos y emisiones

    La vivienda no genera ningún tipo de emisiones, y tampoco genera ningún tipo de residuos, excepto los residuos orgánicos humanos, que se tratan convenientemente y pueden ser utilizados para fabricar “ compost ” para el huerto y jardines alrededor de la vivienda.

  5. Mejora de la salud y el bienestar humanos

    Todos los materiales empleados son ecológicos y saludables, y no tienen ningún tipo de emisiones que puedan afectar la salud humana. Del mismo modo, la vivienda se ventila de forma natural, y aprovecha al máximo la iluminación natural, lo que crea un ambiente saludable y proporciona la mejor calidad de vida posible a sus ocupantes.

  6. Disminución del precio de la vivienda y su mantenimiento

    La vivienda ha sido proyectada de forma racional, y la mayoría de sus componentes son industriales, eliminando partidas superfluas, innecesarias o gratuitas, lo que permite su construcción a un precio convencional, a pesar del equipamiento ecológico que incorpora. Del mismo modo, y debido a los materiales y tecnología elegida, la vivienda apenas necesita mantenimiento.

Materiales ecológicos utilizados en la vivienda

  1. Cimentación y estructura

    Muros de dos hojas y aislamiento. La hoja interior constituye el muro de carga de hormigón armado de 15 cm. de grosor (con alta inercia térmica). La hoja exterior es de hormigón armado prefabricado aligerado de 6 cm. En el interior de la doble hoja existe una capa de aislamiento de cáñamo de 6 cm. y una cámara de aire ventilada de 3 cm. En algunos lugares de la fachada se ha sustituido el panel exterior de hormigón, por una fachada ventilada a base de madera de Ipe tratada con lasures , o aceites vegetales. El forjado se ha realizado una base de placas de hormigón armado prefabricado.

  2. Acabados exteriores

    Pintura a los silicatos. Paneles exteriores de rastreles machihembrados de madera Ipe . En algunos casos la madera ha sido termotratada y en otros casos la madera ha sido tratada con lasures.

  3. Acabados interiores

    Pinturas vegetales. Pinturas ecológicas. Solados de parquet de contrachapado de bambú. Puertas de tablero doble de bambú contrachapado, y tratado con aceites vegetales.

  4. Cubierta

    Existen dos tipos de cubierta.

    Los cuerpos laterales disponen de una cubierta ajardinada, con un espesor medio de 30 cm. de tierra. El jardín de la cubierta ajardinada se ha proyectado una base de especies vegetales autóctonas de la Comunidad Valenciana, sin apenas consumo de agua. La cubierta vegetal de la vivienda simboliza y muestra como en cualquier terreno se puede construir con una ocupación del 100%, y al mismo tiempo, garantizar una zona verde del 100%.

    El cuerpo central dispone de una cubierta inclinada a base de tablero sándwich compuesto por: tablero superior de madera-cemento (virutas de madera y cemento) de 13 mm, tablero inferior de contrachapado de abedul de 13 mm, y aislamiento interno de fibra de cáñamo de 10 cm. de espesor. Recubrimiento a base de una lámina de caucho, protegida por una chapa de zinc.

  5. Otros

    Tuberías de agua de polipropileno.

    Tuberías de desagüe de polietileno.

    Electrodomésticos de alta eficiencia energética (no existe horno, ni lavavajillas, ni campana extractora ni ningún electrodoméstico que no sea imprescindible).

    Encimera de cocina a base de placa pulida de residuos reutilizados.

    Carpintería de madera de Ipe, Pino e Iroco tratada con aceites vegetales. Protecciones solares de madera maciza de Ipe . Todas las maderas utilizadas tienen un certificado de procedencia con tala selectiva y ecológico (FSC).

Arquitecto Luis De Garrido

Dream Green Architecture

Luis De Garrido

Máster en Arquitectura, Máster en Urbanismo

Doctor Arquitecto, Informático y en Historia del Arte

Doctor Honoris Causa por la Universidad San Martín de Porres

www.luisdegarrido.com

info@luisdegarrido.com

00 34 96 322 33 33